colonizacionemocional.com

Proyecto hacia un mayor grado de libertad

aperturas psicoanalíticas
Sociedad Forum de psicoterapia psicoanalítica
Elipsis

Colonización emocional: abuso y maltrato encubierto

La colonización emocional es una forma muy específica de maltrato, de abuso. No es violencia física o psicológica, en la que se insulta, se denigra o ridiculiza a la otra persona, sino que en ella el colonizador se apodera de la mente de la persona colonizada, de lo que piensa, de lo que siente, de modo que ésta termina sintiendo como propio lo que el colonizador inoculó. Es un lavado de cerebro.

¿Por qué hablamos de colonización emocional y no de colonización mental? Porque esta colonización tiene lugar debido a las necesidades emocionales de la persona colonizada: por su necesidad de sentirse querida, protegida, de no perder apego (su angustia de separación, su temor a la soledad), por su sentimiento de inferioridad.

El colonizador sabe de tu vulnerabilidad, tu tendencia a sentirte culpable, avergonzada, insegura, y se aprovecha de ello para dominarte mediante esta forma de abuso y maltrato encubierto.

Esta página web es el lugar para los que quieren:

  • superar el abuso y el maltrato encubierto mediante los cuales el colonizador te inocula sentimientos de miedo, de culpa o de vergüenza.
  • conocer las múltiples tácticas del colonizador
  • poder llegar a expresar lo que sienten, defender sus derechos, sus deseos. 
  • liberarte de la colonización para no estar pendiente de la cara del otro, de sus estados de ánimo, para no terminar amoldándote a lo que el otro desea. Liberarse para recuperar la autonomía mental, emocional, la identidad.

Pero también quiere ser el lugar para que aquellos que colonizan sin conciencia de hacerlo, y sean sensibles al sufrimiento de los otros, puedan iniciar un proceso de cambio al constatar las tácticas nocivas que emplean en sus relaciones.

Ni ser colonizado ni ser colonizador

 

Si este sitio te parece de utilidad, ayuda a difundirlo

Sitio coordinado por: Hugo Bleichmar, Julieta Bleichmar y Emilce Dio Bleichmar

liberación emocional
Con la tecnología